La opinión de Juan Carlos Perucca sobre la minería en San Juan

En términos muy generales, existen en minería dos métodos de explotación que se aplican en todo el mundo: el más clásico es el subterráneo, utilizado para los yacimientos que se presentan en vetas o cuerpos profundos de mineral muy rico, beneficiado con labores que pueden llegar a los 3.000 metros de profundidad (Sudáfrica). Estos métodos más tradicionales han sido utilizados en la minería en San Juan, en Las Carachas, El Fierro, Castaño Viejo, Hualilán, Marayes, Arrequintín, Tocota, Hualcamayo, El Salado, Chita, etc., así como en varios yacimientos no-metalíferos en el Pie de Palo, Barreal, Rodeo, Pata de Indio, Quebrada Blanca, etc.
Hoy existen en el mundo numerosos ejemplos de explotaciones (‘faenas’) a cielo abierto de gran escala, de las cuales varias se encuentran en países hermanos. En Brasil se explotan a cielo abierto enormes yacimientos de hierro y manganeso, mientras en Perú de benefician pórfidos de cobre con molibdeno y oro en Antamina, a unos 280 km de Lima, a razón de 340.000 toneladas diarias; de este mismo tipo son Quellaveco, Toquepala y Cuajone, a unos 120 km de Arequipa. A su vez, en Chile opera Chuquicamata, una de las más importantes explotaciones de pórfidos de cobre del mundo, a unos 200 km al Oeste de Antofagasta, mientras las modernas Escondida y Escondida Norte se ubican a unos 130 km de dicho puerto. Más cerca nuestro, junto al límite internacional de Calingasta y a unos 100 km al Oeste de Barreal, se explota del lado chileno el yacimiento Los Pelambres a razón de unas 200.000 toneladas diarias.
El otro método común en el mundo es el llamado ‘a cielo abierto’, utilizado para explotar los yacimientos de tipo diseminado o en venillas (stockwork), así como para rocas industriales y ornamentales (calizas, mármoles, granito, lajas). Existen otros diversos métodos que suelen aplicarse a casos particulares (solución, dragado, ‘cosecha’, etc.) pero la minería a cielo abierto es la modalidad generalmente aceptada para explotar con rendimiento económico minerales cuya característica principal es un enorme volumen y un bajo contenido en sus elementos valiosos (metales o piedras preciosas) por unidad de peso o de volumen. La posibilidad de operar con equipos de grandes dimensiones (excavadoras y camiones) permite que la extracción se realice a escalas llamativas, del orden de las 100 a 300 mil toneladas diarias, lo cual se traduce en muy bajos costos unitarios adecuados para minerales de muy bajo contenido valioso por tonelada o metro cúbico de roca.

Esta fue la opinión del Ing. Juan Carlos Perucca, Profesor Emérito de la UNSJ, publicada el pasado 18 de Enero en la versión online del Diario de Cuyo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: