Minería en Salta y una planta de litio en Cordoba

“Del salar a la batería” es el nombre del programa con el que Argentina puede no sólo ser exportadora de litio sino además comenzar a fabricar este tipo de baterías que se destacan por su larga duración. Con el apoyo de una empresa cordobesa cuyo nombre se mantiene en reserva, y un subsidio del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación que sumó un presupuesto de 3,6 millones de pesos, el plan lleva ya 18 meses de tarea científica.
El equipo de investigación cuenta con la coordinación general de Daniel Barraco, ex decano de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física (Famaf) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y otros coordinadores de grupos investigativos entre los que se destacan Ezequiel Leiva, por el Nodo Córdoba de Famaf; Aldo Visintín, por Conicet y el Instituto de Física y Química de la Universidad de La Plata y por Juan Collet, de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).
Finalizada la etapa de investigación, comenzará la etapa productiva para la que el equipo montará en un plazo de entre 6 y 8 meses una planta experimental con el objetivo de iniciar la experiencia de fabricar las baterías litio en serie en Córdoba Capital. Barraco señaló que “La etapa de investigación estaba planeada en cuatro años y se logró en un año y medio. Ahora que ya sabemos cómo hacerlo y que tenemos la planta diseñada, hay que ver cómo se hace para fabricar el producto en serie”, y aseguró que se están cerrando las negociaciones para llevar a cabo la planta experimental con la idea de producir de 10 a 20 baterías de litio por día y así definir las características debe tener la fábrica definitiva, la inversión necesaria y el volumen de producción que se puede lograr con la tecnología que se desarrolle en forma propia.
Según las primeras estimaciones, las mencionadas baterías de litio (muchos, de yacimientos dentro de la minería en Salta) podrían valorarse entre 10 y 15 mil dólares cada una. La experiencia apunta al mercado de los automóviles eléctricos, aún sin desarrollo en Argentina y la región, pero no se descarta la exportación ni la posibilidad de proveer de baterías a cualquier tipo de máquina que requiera baterías de alta duración, como por ejemplo los molinos eólicos.
Argentina es el tercer país en reservas de litio y junto a Chile y Bolivia concentran el 85% de las reservas mundiales. En la actualidad, el carbonato de litio se exporta y se procesa en el exterior para la producción de los óxidos y el electrolito, que luego debe importarse para el armado de estas baterías.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: